logofnc

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Instagramtwitter3youtube

Por el gremio Del Comité Departamental La Lombricultura como aprovechamiento de los desechos orgánicos en la finca

La Lombricultura como aprovechamiento de los desechos orgánicos en la finca

 

lombrizroja californiana

 

 

La lombricultura o vermicultura, es una biotecnología que utiliza a una especie doméstica de lombriz como herramienta de trabajo para reciclar material de origen orgánico.


El Lombricompost o también llamado Humus, es un abono elaborado mediante la descomposición de la materia orgánica realizada por la lombriz roja californiana (Eisenia foetida), una especie que presenta mayor reproducción y mejores condiciones de manejo en cautiverio dentro de las lombrices de tierra.


La Lombriz Roja Californiana se alimenta principalmente de frutas y verduras, cáscaras de huevo, restos de bolsas de té y café molido, estiércol bovino y de conejos (previamente compostados). También pueden digerir en pequeñas cantidades: carbohidratos, papel y cartón, cabello y alimentos cocinados.


Los estiércoles de herbívoros utilizados individualmente o mezclados con otros y con desechos vegetales, son el alimento más apetecido por las lombrices. Se debe tener en cuenta que no se deben alimentar con cítricos ni picantes como las naranjas o los limones, la cebolla, el ajo o el ají, o con proteínas como las carnes; de igual manera, no deben utilizarse virutas o restos de madera procedentes de especies resinosas, ya que el contenido de taninos puede matar las lombrices.


La Lombriz Roja produce al año aproximadamente mil quinientas crías y vive en promedio 16 años. Generalmente no sufre de enfermedades ni transmite ninguna, pero cuando se les producen heridas o lesiones por ataque de hormigas o moscas cerca al epitelio, puede infectarse o morir. Cada lombriz adulta come en promedio un gramo de materia orgánica por día y devuelve algo más de la mitad de ese gramo convertido en abono.


El lombricultivo
La forma más sencilla de elaborarlo es empleando cajones de madera o de polietileno (con orificios en el fondo).


El primer paso es poner las lombrices en una esquina de la caneca, colocando una delgada capa de “alimento”. Los residuos orgánicos deben agregarse diariamente en pequeños pedazos cubriéndolos con una delgada capa de tierra, siempre manteniendo una buena humedad.


Es muy importante que las canecas o cajones no estén directamente expuestos al sol, se pueden proteger con una malla, de tal forma que no sean afectados por aves de corral o aves silvestres.

 

canecas



Una vez lleno el cajón, se puede comenzar otro, tomando para la siembra de lombrices algunos ejemplares del primer cajón.
En una cama de un metro de ancho por cuatro metros de largo y 50 centímetros de alto, es posible manejar entre 50 y 60 kilos de lombriz.


La alimentación se realiza cada tres días. En verano se debe mantener una humedad constante; en climas cálidos el proceso puede durar unos 45 días.


El abono o lombricompost está listo cuando su color es oscuro y posee una textura suelta y no despide ningún olor; es un abono orgánico, biorregulador y corrector del suelo que tiene como característica principal la bioestabilidad, lo que no da lugar a fermentación o putrefacción.


Tiene además una alta solubilización debido a la composición enzimática y bacteriana, lo que la convierte en una rápida asimilación por las raíces de las plantas. Produce un aumento del porte de las plantas, árboles y arbustos, protege de enfermedades y cambios bruscos de humedad. Además, contiene cuatro veces más nitrógeno, veinticinco veces más fósforo y dos veces más potasio que el mismo peso del estiércol de bovino.


Esta actividad nos permite obtener una serie de productos (generalmente al final del proceso) como el humus o lombricompost y una fuente proteica que es la carne de lombriz, que puede ser transformada en harina con un contenido de proteínas de hasta 73%. Esta puede ser usada en la alimentación de otras especies en la finca.


Lombricultivos Ciudad Bolívar, Antioquia.

 

 

lombricultivo ciudad Bolívar

 

Recolección del Humus
La separación de la lombriz y la cosecha del lombricompost, generalmente se hace dos o tres veces al año, dependiendo de la velocidad de descomposición del sustrato. Cuando el sustrato llega a la altura máxima de la cama, se suspende la alimentación y el riego por una semana, esto obliga a las lombrices a consumir todo el material que no se ha transformado.


A la semana siguiente, se extiende una malla plástica sobre la cama y se alimenta de nuevo; una semana después se retira la malla con la capa superior donde ha subido la lombriz, esta lombriz se utiliza para ampliar el cultivo como pie de cría para nuevos lombricultivos.


Una vez cosechada la lombriz, procedemos a retirar el lombricompuesto de la parte inferior de la cama. El Humus se puede utilizar con la humedad que se obtiene (alrededor del 80%) o puede secarse en plásticos al sol o en marquesina, lo usual es dejarlo con un 50% de humedad. Este abono es especialmente bueno para fertilizar las huertas y los jardines que tengamos en la finca.

 

 

 

 

 

 

Regresar

Timeline Twitter

Banner
Banner

Boletín electrónico

Suscríbete al boletín para recibir "El Cafetín" con toda la información relacionada con CaféPaisa